La emigración y la generación más joven

Desde por lo menos principios del siglo pasado la emigración mexicana hacia los Estados Unidos ha sido una constante. En algunos casos son familias enteras las que deciden incluso hasta arriesgar sus propias vidas y las de sus familiares, con tal de llegar al otro lado del Río Grande para supuestamente comenzar una nueva vida llena de oportunidades.

No es exageradoEmigration and the younger generation decir que las personas que atraviesan la frontera arriesgan sus propias vidas, ya que bien sea escondido en camiones en paupérrimas condiciones que amenazan su vida, o bien sea el ser visto por las autoridades norteamericanas en el intento de atravesar la frontera de forma ilegal, puede causar la muerte en su intento.

A los mexicanos que intentan atravesar la frontera norte para llegar a Estados Unidos se les conoce como “mojados”, ya que muchos de ellos llegan mojados al otro lado de fro
ntera, no sólo por el agua del Río Grande, sino también por el sudor y las lágrimas que brotan. También, una vez que cruzan su frontera, la explotación de los trabajos a los que son sometidos los hace tener sus espaldas y cuerpos mojados. Es un término despectivo con el que se refieren desde los Estados Unidos a los inmigrantes que atraviesan la frontera mexicana de manera ilegal.

Sin embargo, en los últimos años se ha generado un nuevo fenómeno en el cual los mexicanos buscan alternativas para no tener que emigrar la familia entera de forma tan peligrosa. En los últimos años se ha incursionado en la práctica de enviar de manera legal a mexicanos que van a visitar a familiares o amigos en los Estados Unidos, y una vez en los Estados Unidos, buscan establecerse definitivamente, ya sea para estudiar o trabajar, y desde ahí poder ayudar a través de remesas económicas a sus familiares en México.