¿Deben ser las leyes de inmigración más estrictas?

Hay quienes consideran que la política es un arte, y como tal debe ser estudiada. Los actores que manejan la política de manera definitiva se deben a su público y como tal deben actuShould laws be stricter immigrationar.

La respuesta para el título de esta sección no puede ser SI o NO, no puede ser Blanco o Negro. Tal como el manager de un juego de béisbol, un político debe estudiar de manera constante las estadísticas que arrojan sus jugadores y debe estar en estudio constante del desarrollo del juego.

En los casos en que la inmigración sea considerado un problema, en esa misma medida los gobernantes moverán sus piezas para lograr contrarrestar los efectos negativos de la misma. Tal vez en esos momentos apuesten a dejar correr la matriz de opinión de que las leyes deben ser más estrictas. Sin embargo, en la medida en que los efectos de la inmigración sean de alguna manera positivos (bien sea con resultados económicos, electorales o sociales positivos) la normativa de inmigración será más laxa.

No es raro observar que el tema de la inmigración, por ejemplo en los Estados Unidos, está sobre el tapete y ocupa más lugares en los titulares de la prensa, justamente cuando es año electoral. Una vez que suceden las elecciones, este tema pasa a otra páginas de la prensa hasta desaparecer y quedar únicamente en el recuerdo de las promesas.

De esa misma manera, no podemos dudar si a México le favorece potenciar la emigración, ya que esto consolida unos ingresos importantes a partir de las remesas familiares. Abierta o solapadamente, el gobierno mexicano va a favorecer que esto siga ocurriendo.

El arte de la negociación entre gobiernos que se ven afectados por la emigración de sus habitantes es un arte en constante movimiento. Por lo que decir que las leyes de inmigración deben ser o no más estrictas, es algo tan cambiante como el mismo desarrollo de nuestras sociedades.