¿Cómo detener la inmigración ilegal?

Si cada vez que aumente la inmigración ilegal la respuesta es colocar mayor vigilancia en la frontera, se estará más lejos de resolver el problema. Se estará atendiendo a las consecuencias inmediatas pero no así a la causa de la misma.

Cada vez que se han endurecido las leyes de inmigración ilegal, sin tocar de alguna manera las causas estructurales del problema, lo que se ha fomentado es la aparición de mafias y bandas criminales que se lucran a partir del tráfico de personas. Se fomenta asimismo la corrupción de funcionarios que pueden burlar las estrictas medidas pHow to stop illegal immigrationara permitir el ingreso ilegal de inmigrantes.

Si la inmigración ilegal se da en gran medida como consecuencia de búsqueda de mejoras económicas, lo que los gobiernos deben procurar de manera conjunta es fomentar en los países originales mejores condiciones laborales y económicas para todos sus connacionales.

Sin embargo, cuando lo dicho públicamente por alguno de los gobiernos involucrados no se dice de manera sincera y sin el acompañamiento de políticas diseñadas y ejecutadas para el logro de ese fin, entonces no será más que “un saludo a la bandera” y no políticas efectivas.

La política -y los políticos- en mucha ocasiones juegan al doble rasero. Es decir, hacen declaraciones con las cuales evidentemente la mayoría estará de acuerdo; declaraciones que todo el mundo espera oír. Pero al momento de actuar, muchas veces los políticos no son coherentes con las declaraciones que han realizado, sobre todo si están delante de un gran público o de grandes medios de comunicación social.

Es entonces cuando optan por no volver a hablar del tema o se excusan por no haber podido cumplir con lo prometido, culpando a otros poderes o a otros países de la falta de respuesta. De esta manera, el público reconoce las buenas intenciones de sus políticos, pero en la realidad no pasa nada.